Según Google, más de la mitad de los anuncios pasan desapercibidos.